Quizás observas que tienes un niño perfeccionista y te sientes preocupada porque no sabes si esto es bueno o no. Para darle una respuesta a tu inquietud hemos preparado este artículo, donde se explica si es bueno un niño perfeccionista o si debemos corregir esta peculiar característica.

¡Tengo en casa un niño perfeccionista!

  • Que un niño se trace metas y objetivos en su vida diaria no es malo, el problema es cuando intenta lograr la perfección en todas las cosas que hace convirtiéndose en un niño perfeccionista
  • El niño perfeccionista es estrictamente exigente con todas las cosas que realiza y en caso de no llegar a tener dicha perfección se molesta consigo mismo.
  • Este comportamiento es denominado como el síndrome de perfeccionismo y es observado en niños con edades de 4 a 7 años. A partir de esta edad los padres comienzan a evidenciar las constantes exigencias que se impone un niño perfeccionista.
  • En ocasiones puede ocurrir porque los niños intentan copiar el comportamiento de sus padres ya que los ven como un ejemplo a seguir. Y al observar que estos son minuciosos tanto en las actividades que realizan como en las que le exigen a ellos, comienzan a copiar esta cualidad para agradar a sus padres.
  • Pero también está la posibilidad de que un niño sea perfeccionista porque no tiene la atención de sus padres y busca hacer todo a la perfección para que sus ellos le presten esa atención que tanto desea.

El niño perfeccionista no disfruta en su totalidad los logros que obtiene, porque a diario se coloca mayores exigencias, además tiende a sufrir problemas emocionales ya que se centra tanto en lograr lo que se propone que al fracasar en algo se bloquea y se enfada rápidamente. Es muy probable que el niño perfeccionista padezca de baja autoestima al no sentir apoyo y ayuda de sus padres.

¿Cómo saber si tengo un niño perfeccionista?

  • Quiere ser perfecto en todo lo que realiza y siempre se coloca metas altas.
  • Se molesta si no logra lo que se ha propuesto.
  • Es más inseguro de lo normal y no se arriesga a realizar actividades nuevas por temor al fracaso.
  • Se mantiene ansioso al buscar constantemente la perfección.
  • Es muy crítico con todo lo que realiza.
  • Entre otros.

Para ayudar al niño perfeccionista puedes intentar explicarle que no debe molestarse si no logra en un primer intento lo que se propone, además convénselo de que es muy querido por ambos padres e intenta subir su autoestima con palabras positivas.

¿Es bueno que el niño sea perfeccionista?
Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *