Toda madre siempre tiene presente que su prioridad es cuidar y proteger a su hijo de todas las situaciones que le generen peligro, es por esto que a menudo se encuentran observando a su hijos e interviniendo en todas sus actuaciones.

Muchas de ellas no notan que están siendo madres sobreprotectoras al querer vigilar a su hijo de una manera tal que evitan que él asuma su propias vida, tenga responsabilidades y experimente situaciones acordes a su edad.

Si presentas dudas al no saber si estás siendo una de las tantas madres sobreprotectoras, aquí nombraremos algunas de las cosas que hacen las madres sobreprotectoras para que evalúes si eres una de ellas:

  • Buscan resolver todos los problemas de sus hijos: Al determinar que algo anda mal con su pequeño las madres sobreprotectoras deciden tomar el control de la situación para evitar que el mismo se vea envuelto en un escenario incómodo.
  • Hacen cualquier cosa para proporcionar el éxito a su hijo: Las madres sobreprotectoras no permiten que su hijo intente hacer algo donde no es bueno y aunque su intención es buena (al no querer que fracase), evitan de esta manera que el niño experimente y aprenda cosas nuevas.
  • Controlan sus amistades: A menudo las madres sobreprotectoras estudian las personas con las que tiene una relación de amistad su hijo y si consideran que no son “buenos” evitan que tengan algún contacto.
  • Son muy invasivas en el espacio de su hijo: Están al pendiente de todo lo que hace su hijo sin escapar ninguna situación, hasta llegar al punto de ser madres enfermizas.
  • Disfrazan toda situación de peligro: Las madres sobreprotectoras le cambian a su hijo toda situación que represente un peligro para él, evitando así que conozca todo aquello que puede ser dañino y logrando con esto que no esté preparado para afrontar dichas situaciones.
  • Son muy flexibles cuando las cosas no salen bien: En vez de mostrarle a su hijo a enfrentar sus sentimientos de tristeza, enojo e impotencia las madres sobreprotectoras buscar de cualquier manera que su pequeño se sienta bien y evada esos malos sentimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Psstt... Tenemos WhatsApp!