El instinto maternal es un lazo de afectividad que se desarrolla de manera diferente en cada mujer tras concebir a su pequeño. Este sentimiento actúa de forma impulsiva empujando a la madre a reaccionar sin reflexionar ante cualquier situación que atraviese su bebé, buscando siempre la protección del mismo y si es necesario se sacrifica por el bienestar de este.

Pero no todas las mujeres llevan consigo este instinto y si lo tienen no lo expresan de la misma manera.

Existen casos donde una mujer no desea ser madre y no por eso debe sentirse diferente o culpable, pues simplemente no nacieron para eso. Es importante destacar en este punto que no por ser mujer es obligatorio reproducirse, eso va a depender de la preferencia de cada quien.

En otros casos el deseo de ser madre si se encuentra latente y al lograrlo, expresan su instinto maternal a través del miedo y la angustia por no saber si podrán ser esa buena madre que tanto desean.

Otras mujeres por su parte, se muestran indiferentes con la llegada de su bebé, sin expresar mayor emoción y los sentimientos de amor que tanto se esperan de ellas. Y al suceder esto muchas piensan que no tienen instinto maternal, pero no es así.

Es importante que entiendan que la experiencia de ser madre se vive de manera diferente en cada caso y es algo que se construye poco a poco y día a día. Con cada vivencia nueva va aumentando en cada mujer el instinto maternal que llevan por dentro y llegará el momento en el que el amor que sienten por sus pequeños fluya de manera espontanea.

¿Qué es el instinto maternal?
Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *