Cuando se habla de lo relacionado con el parto, el punto más resaltante de la conversación es todo lo que siente la madre para el momento, pero en muy pocas ocasiones se menciona lo que realmente siente el pequeño, quizás esto sea porque no es posible saber con certeza lo que experimenta el bebé para entonces.

Sin embargo, de cierta manera a través de los avances de la ciencia se puede dar una explicación cercana de cómo vive el parto un bebé o la preparación para el mismo.

¿Cómo vive el bebé el parto?

Es importante resaltar que el bebé sabe cuando está listo para nacer, es por ello que antes de iniciar la etapa del parto este absorbe una buena cantidad de nutrientes por la placenta con la intención de alimentarse bien y prepararse para emprender el largo viaje que lo llevará a encontrarse con el mundo exterior, además de esto el feto produce para el momento grades cantidades de endorfinas que le servirán como analgésico natural tanto a él como a la madre. Recordemos que desde la semana 28 del embarazo el feto siente dolor.

Después de eso inicia el parto, el cual se da a través de un cambio hormonal en la madre y tras este comienzan las contracciones y aunque estas producen un dolor muy intenso para la madre, el bebé no siente ni sufre nada, por el contrario este se muestra tranquilo, se mueve de manera normal, da patadas y hasta puede que duerma un rato. Y en vez de dolor lo que siente es un masaje por todo su cuerpo.

Cuando llega la hora de salir del útero, el bebé busca la posición idónea llamada posición fetal, para poder salir con facilidad. Y este es ayudado por la madre con grandes empujones que lo conducen por el canal de salida. Para entonces las contracciones son más seguidas y fuerte, permitiendo que el bebé apoye su cabeza en el cuello uterino y rompa la bolsa del líquido amniótico y desplazando su cuerpo poco a poco por las paredes del útero, pasando por la pelvis y llegando a su último punto que es la salida completa al mundo.

Cuando el bebé esta fuera observa que todo a su alrededor es desconocido y es por ello que se viene en llanto hasta recibir el consuelo de los brazos de su madre, los cuales le dan tranquilidad, seguridad y el calor maternal que conoce desde que está en la pancita de ella.

¿Cómo vive el parto un bebé?
Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *