Desde las primeras horas de vida del bebé, este presenta deposiciones que suelen ser diferentes  con el pasar del tiempo y por lo general sus padres se tornan preocupados al no saber si esto es normal o se encuentran en presencia de alguna patología.

Por tal motivo a continuación se explica detalladamente cómo deben ser las deposiciones del bebé:

  • La primera deposición del pequeño se produce dentro de sus primeras 24 horas de vida con la expulsión del meconio (sustancia que se almacena en el intestino del feto durante el embarazo), esta deposición suele ser de color verde oscuro casi negro, espesa y pegajosa.
  • El meconio se irá eliminando durante los primeros 2 a 3 días siguientes al parto, por lo que las deposiciones en esos días seguirán siendo de color oscuro.
  • Luego de estos días las deposiciones del bebé irán cambiando de color, primero se tornaran verdosas hasta ser más claras y esto es denominado como la etapa de transición.
  • Para cuando el bebé alcanza los 8 a 10 días de nacido sus deposiciones serán de color amarillo claro y su frecuencia será de 6 a 8 veces por día. En el caso de que el recién nacido sea alimentado con leche materna, sus deposiciones se caracterizaran por presentar poco olor, ser amarillentas y con grumos, aunque esto puede variar dependiendo de la alimentación de la madre.
  • Si el pequeño es alimentado con leche artificial sus deposiciones tendrán un olor más intenso y con un color y textura diferente.
  • En algunos casos el recién nacido solo presenta una deposición al día y esto es normal siempre que la misma sea abundante y blanda.
  • Para comprobar que el bebé esta hidratado correctamente sus deposiciones deben ser semi-líquidas, en caso de presentar una contextura dura se debe consultar al pediatra para descartar una deshidratación.
  • Si el recién nacido presenta una deposición cada 2 o 3 días, puede ser normal siempre que la misma tenga una consistencia blanda, sea abundante y el niño no presente vómitos ni malestares abdominal.

Para aclarar cualquier duda es recomendable preguntar al pediatra todo lo relacionado a las deposiciones de tu bebé en su próxima consulta.

¿Cómo deben ser las deposiciones del bebé?
Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *