Después de cada comida es recomendable que el bebé expulse los gases que se acumulan en su organismo por succionar el pecho de la madre o el biberón.

Muchos pequeños tienen la capacidad de eructar solos pero a otros se les dificulta esta tarea, por lo que los padres o el adulto responsable de suministrarle el alimento deben ayudarlo sacándole los gases. A continuación se explica de manera sencilla cómo sacarle los gases al bebé:

  • Una de las mejores posiciones para hacer que el bebé expulse los gases es colocarlo sobre tu pecho, con su cabeza sobre tu hombro y darle palmadas suaves con una mano mientras lo sostienes con la otra, es importante que cubras tu hombro con una manta para cuidar tu ropa en caso de que el bebé regurgite.
  • Otra posición que puedes intentar es sentarte y acostar a tu bebé boca abajo sobre tus rodillas, sujeta su cabeza con una mano procurando que esta quede más levantada que su tronco y con la otra dale masajes o palmadas suaves sobre la espalda.
  • Además puedes sentar al bebé en tus piernas mirando al frente, intenta sostener su pecho con una de tus manos inclinándolo un poco hacia delante para darle palmadas en la espalda con la otra mano.
  • Si no consigues que expulse los gases con las posiciones descritas anteriormente puedes acostarlo boca arriba y darle masajes en forma circular sobre su barriga.
  • También puedes balancear suavemente al bebé mientras está boca abajo y al mismo tiempo darle palmadas suaves sobre la espalda.

Si al intentar todas las posiciones anteriores tu bebé no expulsa los gases puede que para el momento no necesite hacerlo porque no succiono mucho aire al ser alimentado o porque los boto y no te diste cuenta de ello.

¿Cómo sacarle los gases al bebé?
Rate this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *